viernes, 2 de enero de 2015

FLORES DE BACH

Las Flores de Bach es una terapia natural, vibracional o energética, y deben su nombre a la persona que desarrolló este sistema floral: el Dr. Edward Bach. Se trata de una terapia natural vibracional. Es una terapia holística, lo que significa que se tiene en cuenta al ser Humano como un todo en el que se relacionan las pautas emocionales o mentales con determinados síntomas o enfermedades físicas. Las Flores de Bach son pues un sistema constituido por 38 esencias procedentes de 37 flores, arbustos o árboles distintos y 1 esencia proveniente de agua de manantial.
 ¿Cómo actúan las Flores de Bach?
El poder de las esencias de Flores de Bach se halla en sus cualidades vibracionales. Cada una de las flores que componen este sistema terapéutico tiene una determinada vibración con características específicas. Es una forma de energía muy sutil, de una elevada frecuencia vibratoria la cual coincide en el ser humano con un estado de armonía, bienestar y equilibrio. Durante el proceso de elaboración de las esencias, la información o patrón energético de las flores es transmitida al agua a través de uno de los dos métodos de elaboración: el método de solarización o el método de ebullición. En cualquier de los dos métodos el resultado que se obtiene es un agua con un determinado patrón energético impreso en ella, una forma de “energía líquida”. Cuando estas esencias entran en contacto con otro ser vivo, que puede ser una  persona, un animal o una planta, se da un fenómeno de resonancia vibracional en el que el patrón vibracional de la esencia produce la corrección o alineamiento del patrón vibracional del ser vivo, elevándolo y equilibrándolo. Esta es la razón por la cual el buen resultado de la terapia es determinado a través de la frecuencia de tomas y no por la cantidad de remedio ingerido.
 Utilizaciones terapéuticas
Son muchos los trastornos físicos, emocionales o mentales los que se pueden tratar con las Flores de Bach: estrés, ansiedad, depresión, inestabilidad emocional, adicciones, miedos, inseguridad, falta de Autoestima, preocupaciones, cansancio mental o físico, preparación para exámenes, dificultades de concentración, síndrome post-vacacional, etc. Asimismo ayudan a corregir patrones mentales y emocionales como la crítica o la auto-crítica, los diferentes tipos de miedos, la culpa, la rabia y la agresividad, el resentimiento y el rencor, los celos y la envidia, la falta de confianza en uno mismo, los pensamientos negativos, el pesimismo, la rigidez mental, la intolerancia, la impaciencia, etc. La sutileza de esta maravillosa terapia permite adquirir mayor perspectiva y conciencia, ayudando a comprender el origen del problema a tratar para poder cambiar las pautas mentales, emocionales y conductuales que podrán haber contribuido al estado negativo en el que se encuentra la persona o animal. Es por esto que se puede afirmar con total seguridad que las Flores de Bach son una preciosa e indispensable herramienta de Autoconocimiento y Crecimiento Personal. Las Flores de Bach pueden ser administradas con total seguridad en bebés, mujeres embarazadas, y ancianos. Entre las muchas ventajas de esta terapia, se destacan las siguientes: Sin contraindicaciones, Sin efectos secundarios, adversos o colaterales, Son totalmente compatibles con cualquier otro tratamiento (homeopatía, alopatía, fitoterapia, etc.)  De efecto holístico, Actúan en los niveles energético-vibracionales, Son de total seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario